Casi estamos en junio, y para muchos llega el momento de disfrutar de las tan merecidas vacaciones. Pero esto no implica que tengas que dejar de lado las redes sociales de tu empresa. Hoy en Ingenia IMD te vamos a ayudar con un par de consejos para que mantengas activas tus redes durante esta época, eso sí, sin estresarte.

Publicaciones regulares

Es normal que notes que hay un descenso de actividad en las rede sociales, pero tienes que mantener el mismo número de publicaciones de todo el año. Sigue utilizando Facebook, Twitter, etc. para que tus seguidores vean que sigues activo y al tanto de la actualidad, ¡tienes que seguir presente!

Estrategias promocionales

Aunque notes un descenso en ventas, ésta puede ser tu gran oportunidad. Para conseguir crear interacción entre sus seguidores puede ser importante poner en marcha campañas de promociones en redes sociales, sobretodo asociadas a la época veraniega. Si utilizas palabras clave, tendrás la mitad del trabajo hecho.

Conoce bien a tu target

El horario de conexión habitual cambia durante esta época, es importante que conozcas muy bien a tu público objetivo. Es bastante habitual ver cómo los usuarios se conectan cada vez más tarde a sus redes sociales. Aprovecha las estadísticas que ofrecen los insights de cada red para observar este tipo de comportamientos.

Contenido adaptado

Aunque te centres en crear contenido más informativo, en verano el contenido que más se comparte es más distendido y se centra en compartir imágenes, experiencias, lugares, etc. Tienes que adaptar tu contenido habitual a uno más visual que sea más atractivo durante esta época en la que apenas se usan las redes.

¿Qué hacen los demás?

¿No estás inspirado? No te preocupes, siempre puedes echarle un vistazo a las redes de la competencia para ver qué hacen, en qué se equivocan y qué podrías hacer para diferenciarte.

Replanteate tu estrategia

Es el momento perfecto para pararte a reflexionar sobre tu estrategia en redes, dónde estás, a dónde quieres llegar, si lo estás haciendo bien… Aprovechar para corregir esos pequeños errores cometidos y dirigir la estrategia a buen puerto donde en el horizonte se encuentre los objetivos marcados.